viernes, 27 de septiembre de 2013

Cupcakes de Nocilla blanca

En las cenas de amigos uno siempre es encargado de comprar las bebidas, otro de hacer sus famosas tortillas de patatas, alguno trae bolsas de patatas fritas, etc... yo,por lo general, soy la encargada del postre.
El otro día tuve una cena con los compañeros de clase y me pareció el momento idóneo para experimentar con un sabor de cupcake que me había estado rondando la cabeza varios días... Cupcakes de Nocilla blanca.


Pensé en cómo debería hacerlo y al final me decidí, posiblemente, por la opción más sencilla. Un bizcocho de vainilla con buttercream de nocilla blanca y relleno también de nocilla. De todas formas si os apetece probar con un bizcocho de chocolate podéis usar éste y seguro que estará igual de rico.


Para prepararlo vais a necesitar:

Para el bizcocho de vainilla:
115g de mantequilla a temperatura ambiente
200g azúcar
3 huevos
200g harina
1 y 1/2 cucharaditade levadura tipo Royal
120ml leche
1 cucharada de esencia de vainilla.

Para la buttercream de nocilla blanca:
110g mantequilla a temperatura ambiente
115 azúcar glacé
1 cucharada de leche
140g de nocilla blanca

Preparamos el horno a 180º con calor arriba y abajo.

Primero batimos la mantequilla con el azúcar hasta que tenga una textura cremosa. Añadimos uno a uno los huevos asegurándonos de que se integren bien. A continuación, tamizamos la harina y la levadura, echamos la mitad y mezclamos. Es el momento de añadir la leche con la cucharada de esencia de vainilla y después el resto de la harina. Solo nos quedará mezclar todo bien hasta conseguir una masa homogénea, repartirla en las cápsulas -nunca mas de 2/3 de la cápsula- y hornear durante 20 minutos.

Cuando ya estén hechos, los sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Una vez que estén completamente fríos los rellenamos con nocilla blanca. Para ello, necesitamos un descorazonador de manzanas para agujerear nuestro cupcake. Presionamos y giramos con el descorazonador y tiramos para conseguir un "taponcito". Introducimos la nocilla blanca y volvemos a cerrar con el taponcito que hicimos con el descorazonador (ver tutorial aquí).

Para hacer la Buttercream debemos batir durante varios minutos la mantequilla con el azúcar glacé que habremos tamizado previamente. Conseguiremos una textura cremosa y será el momento de añadir la cucharada de leche y la nocilla blanca. Tendremos que batir varios minutos más para conseguir que la buttercream tenga cierta consistencia.

Solo nos quedará decorar como más nos guste.

y..¡Voilá! Tendremos unos preciosos y, más importante, deliciosos cupcakes de nocilla blanca.


Espero que os haya gustado esta receta, especialmente a aquellos incomprendidos que prefieren la nocilla blanca a la original. Y si alguno la prueba... espero noticias de que le pareció el resultado.



¡Hasta la próxima!
P.D: A los que no lo sepáis ahora -y creo que hace bastante ya- se venden botes de nocilla blanca exclusivamente. No es difícil encontrarlos así que, que no cunda el pánico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario