viernes, 20 de septiembre de 2013

Cupcakes de Tiramisú

¡Aquí están los elegidos! Son los increíbles e inigualables... ¡¡CUPCAKES DE TIRAMISÚ!!



A los que no os hayáis enterado, pregunté a través de la página de Facebook si preferíais unos cupcakes con sabor a Dulce de leche o a Tiramisú y como seguro podéis adivinar sin mucha dificultad... los elegidos fueron los de Tiramisú.


Fue bastante complicado elegir una receta que me convenciese y, de hecho, tenía varias opciones. Finalmente, decidí hacer lo que me diese la gana -más o menos lo que hago siempre- y debo decir que estoy muy satisfecha con esta receta y espero que a vosotros os guste tanto como a mi.

¡Vamos allá!

Para el bizcocho (cantidades para 12 cupcakes):

115g de mantequilla
220g de azúcar moreno 
3 huevos medianos
200g de harina 
1 cucharadita y media de levadura Royal 
100ml de leche
4 cucharadas de café recién hecho -yo usé de la marca Saimaza "Gran Selección" Natural-
1 cucharadita de esencia de vainilla

Para el almíbar de café:

50ml de café recien hecho bien cargadito -en estos casos es mejor emocionarse a quedarse corto-
25g azúcar blanco
1 cucharadara de amaretto -opcional, yo no le hecho porque el sabor del café me parece espectacular-

Para el topping de mascarpone:

1 clara de huevo
2 yemas de huevo
50 g de azúcar
250 g de queso mascarpone
cacao en polvo para espolvorear

Lo primero que haremos será preparar nuestro horno precalentándolo a 180º con calor arriba y abajo.

Para hacer el bizcocho, batimos la mantequilla -que estará a temperatura ambiente- con el azúcar hasta conseguir que blanquee. Después añadimos los huevos uno a uno asegurándonos de que queden bien integrados. A continuación, tamizamos la harina con la levadura y la mezclamos con la masa. Por último vertemos la leche con el café y la cucharadita de esencia de vainilla y volvemos a mezclar.

Repartimos la masa en las cápsulas y horneamos durante 20 minutos. Mientras tanto, prepararemos nuestro almíbar. Para ello le echamos el azúcar al café recién hecho -¡por dios que no hierva el café una vez hecho!- y después de dejar enfriar añadimos nuestra cucharada (opcional) de amaretto.

Cuando nuestros bizcochos estén preparados los sacamos del horno, los pinchamos y empapamos, con ayuda de un pincel, el almíbar de café que habíamos preparado por encima. Una vez hecho, dejamos que enfríen por completo en una rejilla.

Mientras, prepararemos nuestro topping de queso mascarpone. Lo primero que haremos será batir las yemas con el azúcar hasta conseguir una mezcla más bien espumosa. A continuación, añadiremos el queso mascarpone con la ayuda de una cucharada evitando así que el mascarpone pierda su consistencia. Reservamos. Por otra lado, montamos la clara de huevo que teníamos y la incorporamos a la mezcla anterior con movimientos envolventes para que la crema no pierda consistencia.
Solo nos quedará decorar los cupcakes como queramos y espolvoreamos con chocolate en polvo.

y... ¡Listo!


Es importante que el topping lo conservéis en la nevera hasta poco tiempo antes de que lo consumáis (porque lleva huevo) así que mucho cuidadito.. bueno, y porque se derrite un poco.


¡Espero que os haya gustado!
Hasta la próxima.


P.D: tenía otra receta posible para el frosting de mascarpone pero me pareció que con ella no conseguiría ese verdadero sabor a tiramisú que yo estaba buscando. Espero que a vosotros os guste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario