lunes, 30 de septiembre de 2013

Palmeritas

Hoy toca volver a recetas algo más tradicionales de las que he estado colgando estas últimas semanas. En concreto voy a volver a utilizar el no-tan-conocido hojaldre. En mis comienzos con el blog ya recurrí a él para hacer unas mini napolitanas (para verlas haz click aquí) y es que, la verdad, es que trabajar con hojaldre es de lo más fácil, especialmente cuando quieres hacer alguna merienda, por ejemplo, y no tienes más de media hora para prepararlo.

Después de lo dicho... os anuncio que hoy toca aprender a preparar unas... ¡Palmeritas! Un buen recurso para un desayuno casero, una merienda para los peques, fiestas de cumpleaños, etc...


Y sí, después de explicaros como se hacen os vais a reír de lo fácil que son.

Solo vais a necesitar:

1 plancha de hojaldre -la mejor, bajo mi punto de vista, es la de la marca Hacendado pero también la hay de la marca Casa Tarradellas que no está nada mal tampoco. La encontrareis al lado de las pizzas.-
azúcar glacé -podéis usar azúcar blanco normal pero no se derretirá igual-
Nutella (opcional) -si queréis hacerlas rellenas-

¡Vamos allá! 

Antes de nada precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo.



1. Abrimos nuestra plancha de hojaldre y la extendemos bien con ayuda de un rodillo.

2. Si queréis hacer la mitad de las palmeritas rellenas de nutella -como voy a hacer yo en este ocasión- cortamos la plancha más o menos por la mitad. Si no queréis rellenarlas, saltáos este paso.

3. Primero prepararé las palmeritas sin rellenar. Espolvoreamos azúcar por la plancha que no vayamos a rellenar y pasamos el rodillo presionando un poco para fijar el azúcar.

4. Ahora tendremos que llevar los dos extremos de la plancha al medio y volvemos a espolvorear con azúcar.

5. Volvemos a presionar con el rodillo.

6. Doblamos otra vez y volvemos a repetir el procedimiento de echar el azúcar y pasar el rodillo.

7. Ahora tendremos que juntar las dos mitades con las nos habíamos quedado, volvemos a espolvorear azúcar.

8. Presionamos levemente con el rodillo. Le damos la vuelta y volvemos a espolvorear azúcar y presionar con el rodillo.

9. Cortamos las palmeritas -1 cm de ancho como mucho- y las colocamos en una bandeja de horno que habremos forrado con papel de horno. Tened cuidado al colocarlas y dejad suficiente espacio entre ellas ya que necesitarán espacio para abrirse.

Para las palmeritas que queráis hacer rellenas tendréis que extender la nutella e ir doblando como hicimos con las que no iban rellenas pero en vez de espolvorear azúcar, extendemos nutella.


Introducimos al horno y horneamos -valga la redundancia- durante 10-15 minutos, cuando tendremos que sacar nuestras palmeritas, darles la vuelta y hornear un par de minutos más.

y... ¡Listo!


Ya tenemos unas deliciosas palmeritas para una merendola de última hora, para un cumple o para cualquiera que tenga un antojo.



¿Verdad que es súper fácil? Espero que os animéis a prepararlas y ya me contaréis cual es el resultado.
¡Hasta la próxima1

No hay comentarios:

Publicar un comentario